Páginas

martes, 26 de mayo de 2015

Referencias para los del próximo MIR...

... una vez retirado a mis cuarteles de invierno... mi legado para los que estén en capilla para preparar el MIR, de aquí en adelante, y mientras mi cuerpo y la generosidad del director de Curso MIR Asturias, para incluir las calculadoras en su servidor, aguanten...

...será una entrada como esta...

Si las necesitas, aquí tendrás las referencias de los estadísticos de nº de orden con los que se eligieron el conjunto de especialidades MIR el año anterior...


y, si necesitas una referencia de las respuestas netas necesarias, para 
haber obtenido ese nº de orden, que te has marcado como objetivo, en los
dos años anteriores, podrás acceder a ello con tu baremo académico
(si no lo conoces todavía, el baremo medio de la población MIR
 está alrededor de 1,80 aproximadamente, sobre 4)

 Aquí tienes las herramientas:


 Calculadora GangasMIR®


 Calculadora GangasMIR 2013


Editada el 29/04/2015 a las 11:34 horas AM

lunes, 25 de mayo de 2015

Resumen de la elección de plazas, MIR 2014/2015...



PD.- Con esta tabla termino, sin terminar, mi análisis del MIR 2014/2015, a partir de ahora me tomaré un tiempo de descanso y de reflexión. Se han quedado muchas cosas en el tintero...

Buen final de curso y de carrera, y buen inicio de preparación del examen MIR a los que están en capilla. Muy especialmente mucha suerte a todos los que aspiran a entrar en Medicina y han sido y son seguidores del trabajo de seguimiento de las Notas de Corte, a los que invito a hacerlo desde el foro casimedicos. Siento mucho el desenganche por ellos, fue por ahí por donde empecé en 2005 y también por donde termino y me despido en 2015. 

La peor noticia para la continuidad del blog será no seguir esta campaña de los que hubieran comenzado el próximo curso 2015/2016, ello no hará posible actualizar la base de datos de recién egresados en la convocatoria MIR 2021 tal y como me gusta hacer las cosas, ya que lo uno lleva a lo otro. Me despido con esta imagen, que se encuentra al lado de la facultad de Medicina de la Complutense. Nadie es imprescindible y todo tiene su fin, aunque no seamos para dos días. De una u otra manera alguien cogerá, o ya ha cogido, el testigo...


Adiós. Salud y saludos para todos.

PD.- Pido disculpas a aquellos que me pidieron personalmente que actualizara las colecciones de tablas de hospitales, de especialidades, y otras. Siento no haberles podido satisfacer. Después de las entradas en las que me despedía, y de vuestras muestras de comprensión y agradecimiento, he procurado dejar terminado el análisis de este año pero se han quedado muchas cosas en el tintero. Una parte de mí no hubiera terminado nunca...

El proceso de ordenación o normalización en el MIR...

... 

1.- ¿Cuál es la causa de tener que ordenar o normalizar en el MIR?

Elegir especialidad y centro donde cursarla por parte del aspirante y no del centro.

2.- ¿Por qué en España no tiene el centro opción de decir que no?

Porque cuando se creó el MIR todos o casi todos los centros eran del INP y este era arte y parte de la creación del mismo a través del recién recreado Ministerio de Sanidad, al que se incorporó el Ministerio de Educación porque solo el mismo podía conceder el título oficial de especialista.

Por eso se buscó un formato de prueba nacional y anual, que fuera lo más objetivo posible, es decir medible, y lo más eficiente posible, es decir con el mínimo coste posible. Si yo creo una prueba para seleccionar "mi" personal a formar estableciendo un orden de prelación entre ellos para qué demonios voy a ejercer después la posibilidad de decirles que si o no. Ese derecho de ejercer conformidad o no quedó exclusivamente para los centros privados.

Así pues en aquel tiempo se diseñó una prueba en papel, tipo test de respuestas múltiples con penalización, de libre concurrencia para dar opción a los miles de médicos existentes sin especializar, por tanto no solo para los recién egresados.

¿Ha cambiado ahora alguna premisa de esas?... Si. ¿Cuál?... Prácticamente no existen médicos sin especializar. ¿Nada más?... Si, como consecuencia de ello y para dar prioridad no escrita a lo recién egresados frente a los recirculantes, a los ya especialistas, y a los vaivenes de la demanda extranjera, los gestores de la prueba han establecido una serie de modulaciones, que no son otra cosa que limitaciones de la libre concurrencia para procurar que los recién egresados, manteniendo cierta tensión selectiva, puedan satisfacer "teóricamente" la necesidad del continuo grado-postgrado, máxime desde 1995 en que es obligatoria la especialización para el ejercicio profesional en el SNS sustituto del INP, hoy transferido a las CCAA excepto en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla que se prestan los servicios a través del INGESA que depende del Ministerio de Sanidad.

3.- ¿Qué es lo más genuino del MIR español?

3.1.- La elección de especialidad y centro por el aspirante, sin tener en ello arte y parte el centro elegido.

3.2.- El poder salir del examen con el cuadernillo de preguntas y con una copia de la plantilla. Lo que comenzó siendo un sistema autónomo de control por parte del examinado de su examen, ha terminado siendo además la base del comportamiento del examinador, del comportamiento del sistema pedagógico de preparación, y del comportamiento de los examinandos. En definitiva de la extrema discriminación normalizadora del propio examen, que termina de rematar, la capacidad de desempatar del baremo académico participe, en más o en menos, en el resultado final. 

Eso es lo que reflejan las gráficas que vienen a continuación.

Acepciones de ordenar y normalizar, según la RAE.-

- Ordenar: (Del lat. ordināre). 1. tr. Colocar de acuerdo con un plan o de modo conveniente.

- Normalizar: 1. tr. Regularizar o poner en orden lo que no lo estaba.
2. tr. Hacer que algo se estabilice en la normalidad. 

3. tr. tipificar (‖ ajustar a un tipo o norma).

.....................................................................................

El proceso de ordenación, o normalización, del MIR en imágenes


El punto de partida de la normalización,
los baremos académicos desagregados por procedencia.


Así sería la normalización por baremos académicos.


El resultado de los exámenes desagregado por procedencia.


En esta situación irreal sería necesario el sorteo para normalizar.


Los resultados del examen MIR 2014/2015
desagregados por décima de baremo de los examinados, y expresados
 en dos subconjuntos de diagramas de barras de respuestas netas de examen.
El propio examen ya es en sí mismo normalizador.


La normalización en el MIR 2014/2015 sin nota de corte
en dos subconjuntos expresados en diagramas de barras de nº de orden.
Los resultados finales de la prueba (examen 90 % + baremo 10 %) 
desagregados por décima de baremo y procedencia de los examinados.
La faena de reducir los empates y obtener el resultado final la remata el
baremo académico, y la de la normalización la remata la sustitución
del resultado final, en diezmilésimaspor una lista de nº de orden
que determina siempre, sea cual sea la distribución de los
resultados, una distribución normal, de ahí que se
denomine normalizar al ordenar, o poner en
orden a los aspirantes, para elegir plaza.

Ordenar con normas, o normalizar,
esa es la finalidad del MIR.


Resumen del procedimiento de normalización.

viernes, 22 de mayo de 2015

El secreto del examen MIR...


10.801 combinaciones de respuestas
 válidas y erróneas en el examen MIR 2014/2015,
incluidas todas las que se dieron, repetidas o no. 

¿Son todas las posibles?... No, pero han
sido todas las probables y es así +/- siempre.
¿Por qué?... porque se repiten los comportamientos
y las circunstancias cada año con ligeras variaciones.
Eso significa que el comportamiento general es +/- previsible,
no así el comportamiento individual, el tuyo concretamente.

Preparar y entrenar el MIR consiste básicamente en tratar de 
superar el comportamiento de la mediana de tu subconjunto.
Si no fuera así la prueba MIR sería un pufo,
y estaría justificado ordenar por baremo o por sorteo.


Grupos de ejemplos de combinaciones de respuestas 
válidas y erróneas, y su resultado en respuestas netas.
Las tintadas en azul son posibles pero altamente 
improbables, de hecho no se han dado nunca.

¿Son todas igual de probables?... No.
Las más probables las denomino estándar,
y con estas referencias es suficiente
para andar por casa:



Adenda a la entrada.- El equilibrio de respuestas válidas y erróneas, y su consecuencia las no contestadas, es lo que constituye el riesgo de contestar dudando en un tiempo determinado, ese es el arte del formato del examen MIR.

Justamente muy parecido al arte de un médico que hace una entrevista clínica a un enfermo, pide pruebas diagnósticas o no, relaciona todo tratando de comprender lo que le pasa, para buscar con incertidumbre tratando de encontrar el diagnóstico más evidente entre los posibles. 

Ese arte está compuesto de conocimiento teórico, de la capacidad e intuición (ojo clínico) para relacionarlo, y de la elección más probable o evidente, casi siempre dudando en más o en menos. 

Tanto el número de preguntas contestadas en los simulacros de examen, como el equilibrio mencionado, va creciendo a lo largo de la preparación, contestando más preguntas conforme adelantas la preparación y entrenamiento en el tiempo, sobre todo aumentando las respuestas válidas y disminuyendo las respuestas erróneas hasta alcanzar tu techo máximo, a veces no llegando y a veces sobrepasándolo.

Durante la preparación primero asientas conocimientos, resuelves dudas, y a la vez entrenas el formato del examen haciendo preguntas de test que tienen que ver con la materia que estudias, comprendes, y sintetizas en tu cuaderno. Tus combinaciones mejoran a favor de las respuestas válidas conforme avanzas en la priorización de los conceptos que más preguntan y que más fallas, en la relación de lo que comprendes, en la síntesis de lo que necesitarás repasar en las siguientes vueltas, y en el entrenamiento, mucho entrenamiento en el formato, hasta fluir.

Solo te falta saber, que hacer los test y los MIRes, es para entrenar el formato y que te suenen los conceptos ya preguntados, que los huelas, que los cojas al vuelo. Has de contestar todas las preguntas para volver sobre las falladas. Puro entrenamiento de formato y asentamiento de la intuición para reconocer los conceptos que ya han preguntado en años anteriores. Con esa combinación conseguirás acercarte a un alto % de la mitad de las preguntas de tu MIR que contendrán conceptos repetidos a lo largo de la historia del examen desde su origen. Cuanto más % consigas acertar de esas mejor. Llegar al máximo de esas debería de ser tu objetivo principal.

Luego está el resto y eso es lo que te hace crecer, pero primero echa los cimientos. ¿Cuanto puedes crecer del resto?... esa es tu respuesta, esa es la estructura y el tejado sobre tus cimientos...

¿Los simulacros?... los simulacros tienen tres objetivos, el primero entrenar el tiempo de duración del examen hasta conseguir hacerlo en menos de cinco horas, cuanto menos de ese tiempo mejor. El segundo entrenar el riesgo, es decir la combinación de respuestas válidas y erróneas hasta conseguir tu techo de eficacia y eficiencia. El tercero medir tu progresión en respuestas netas, nunca en percentiles de la academia, si acaso del MIR y ni eso, porque no sabemos ni como será el grado de dificultad del examen ni cuantos se van a presentar al mismo. 

Debes de saber que en los simulacros tendrás altibajos, estancamientos, y progresiones. Lo único que cuenta es la progresión a lo largo del tiempo, la pendiente conseguida en cada vuelta y la total.

No pierdas ni un día para comenzar a excavar los cimientos, preparar el hormigón, esperar que fragüe, levantar los pilares y echar el tejado, y luego esperar que salga el sol por Antequera...

Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida por Teresa de Ávila o santa Teresa de Jesús, una mujer de armas tomar, decía que cada día tiene su afán... pues eso, cada día su afán, y no te olvides del reloj y del descanso dentro de ese afán. No compites con nadie, solo contigo mismo, tu eres tu mejor y tu peor amigo en esta carrera de fondo donde se pone en juego la resistencia, la constancia, la paciencia, y la templanza. El temple y la actitud, es lo que no se ve del MIR, pero tiene una importancia capital, el temple y la actitud durante la preparación y el día del examen suman netas.

La distribución de resultados es como una tubería, por dentro igual se sube que se baja pero nadie lo ve, solo el interesado, desde fuera no se ve nada de dentro, siempre tiene +/- la misma forma, está +/- determinada en su conjunto. 

El secreto es que tu te puedes mover por dentro de la misma hacia arriba, ese es tu reto, superar la mediana de tu subconjunto, y el mío intentar entrar dentro de la tubería para observar vuestros movimientos y estudiar sus referencias. En definitiva estudiar la distribución de resultados por dentro de la tubería, y contarlo por aquí a mi aire, tal y como dice el subtítulo del blog.

Empates y desempates en el MIR 2014/2015...



La transformación de las respuestas netas del examen, 
con 20 a 40 empates por intervalo de 0,33 netas en la mayor parte de la distribución,
 y su desempate a través de la entrada en acción del baremo académico.

La demostración palpable de la necesidad del baremo académico para desempatar,
 a pesar de la potencia ordenadora, o normalizadora, del examen MIR en sí mismo.

El arte y parte de quien pone el examen, de quien prepara para el examen,
y de quien se prepara y entrena para el mismo... y sus circunstancias.

Esta es la naturaleza del examen, su capacidad normalizadora en sí mismo,
medida en diezmilésimas una vez transformado en puntos finales con el factor examen, 
con un intervalo mínimo de empates en diezmilésimas de punto, y que el baremo
académico transformado también en puntos finales en diezmilésimas, 
con el factor baremo, se encarga de desempatar.

Todo ello antes de adjudicar el nº 1 al partícipe con mayor número
de puntos totales, siguiendo el proceso de ordenación, uno a uno. hasta el final.

Esto es el MIR, ni más ni menos.

jueves, 21 de mayo de 2015

La función del baremo académico, y su peso...

editada a las 7:50 horas AM del día 15/04/2015...


Ejemplos de empates en el examen MIR, y la 
función del baremo académico como factor de desempate.
En el zócalo de la tabla, mejor nº de orden y peor nº de orden en el 
intervalo de empate, rango de variación y desviación típica de nº de orden


La evolución del peso del baremo académico en la prueba MIR
en relación con el peso del examen, y lo que supondría un peso del 5 %








Adenda editada el 21/05/2015.- La nota de corte no elimina todo el ruido de fondo del MIR, la posibilidad de modularlo en parte es ponderar a la baja el baremo académico, y esa posibilidad ya está normativizada aunque haya pasado desapercibida (ver la entrada Baremo académico y nº de orden). ¿Podría ser una novedad del próximo MIR?... 

A mi entender podría y debería de serlo. ¿Por qué?... 

¿Se puede defender que el baremo académico se arrastre para toda la vida sin más, fuera de lo que es el reconocimiento en el título, para dar valor en una prueba como el MIR en cualquier momento que te presentes?... ¿Entonces que pretenden las acreditaciones profesionales temporales, esas que solicitan los que seguramente se opongan?... 

Para los que tengan dudas, véase el zócalo de la tabla que encabeza la entrada... Para los que sigan teniendo dudas que vuelvan a mirar la entrada El ruido de fondo del MIR... y miren a su derecha la dispersión de los más altos baremos y su resultado en el examen, y eso tiene explicación, ahí suele haber baremos recrecidos con el doctorado que no brillan en un examen generalista como es el MIR...

Para los que tengan ganas de responder que se quite el doctorado del baremo académico,  o inlcuso las matrículas de honor, que no se adjudican en examen público y voluntario entre sobresalientes sino que son adjudicadas por el profesor de la asignatura entre sobresalientes, simplemente responderles que conseguirían el efecto contrario que se proponen. 

¿Por qué?... 

Los diez mejores baremos entre los que superan la nota de corte, suelen ser sobresalientes con doctorado, es decir, no todos son recién egresados, y no todos obtienen un nº de orden que represente su baremo académico, pero cumplen su función de referencia.

Porque el factor corrector del baremo (ponderación del baremo en la prueba / media aritmética de los diez mejores baremos), es el multiplicador del baremo de cada examinado para convertirlo en puntos finales del baremo académico, que se suman a los puntos finales del examen, para obtener el resultado final de la prueba en puntos totales, que son los que se convierten en nº de orden, normalizando u ordenando a los partícipes para elegir plaza, que es la finalidad de la prueba. 

En una fracción si mantenemos fijo el numerador (peso del baremo) y bajamos el denominador (media aritmética de los diez mejores baremos que superen la nota de corte), lo que obtendremos será un cociente mayor, y como éste es el multiplicador del baremo para transformarlo en puntos, lo que estaremos es elevando los puntos finales de todos los baremos, pero más aquellos que sean más altos... 

Moraleja, deja el denominador quieto y baja el numerador, que de esa forma matas dos pájaros de un solo tiro a favor del examen... 

Siempre siempre, antes de hacer un cambio hay que ver y saber sus consecuencias, para eso están precisamente las simulaciones, las matemáticas, sean simples o complejas, no sea que los resultados vayan a ser contrarios a lo que nos vayamos a proponer...

Los humanos aspiramos a la perfección, parece ser que de eso se ocupan los cualitativistas, aquellos que denomino predicadores, pero no siempre se consigue lo que se quiere simplemente con desearlo, hay que poner más ingredientes que el deseo o la voluntad... lo que nos viene a demostrar que la perfección tiene servidumbres, o como dijo Voltaire... "le mieux est l'enemi du bien"... pondré un ejemplo vivido...

En este blog pedía hace años que los factores de corrección, de baremo y de examen, quedaran fijados pasando a depender del máximo teórico y no del máximo probable (media de los diez mejores) como valores de referencia, y lo acompañaba de una tabla con ejemplos. 

Entendía que esa era la perfección pero el Ministerio me enmendó la plana optando por bajar el peso del baremo al 5 %, que hubo de reconducir al 10 % por la presión de los decanos que creían con eso defender su fuero... pero el Ministerio tenía razón, la supuesta perfección de mi propuesta no la hubiera entendido nadie, toda la vida referenciando respecto de los diez mejores y vamos a cambiar ahora a algo que ni siquiera nosotros entendemos... 

La medida que proponía suprimía de un plumazo dos variables en el MIR, ese era un cambio de fuero y no de huevo... y optaron por el huevo, por bajar la ponderación del huevo del 25 % al 10 %... y se quedaron cortos por conceder el 10 % pero... de paso mataban más de dos pájaros de un tiro... es decir, más de dos inconvenientes de que el baremo pesara tanto... que los había, y más...

Pero esto venía de más atrás, no tienen un pelo de tontos, y se adelantaron con la posibilidad de establecer modulaciones. Cambios normativos en reales decretos, que regulan las leyes de rango superior, y que permitirán modular el valor de determinadas variables entre un máximo y un mínimo, a concretar en cada convocatoria. 

La convocatoria es una orden ministerial, norma de menor rango que el real decreto y cuya redacción depende del Ministerio... todo eso es lo que ha pasado desde 2008 con la DTQ del RD 138/2008 y otras, para adaptarse a las circunstancias sin tener que esperar a modificar los reales decretos... y en esas estamos después del RD 639/2014 en el que se introduce la posibilidad de modular el baremo académico...

El ruido de fondo en el MIR 2014/2015...



Todos los examinados



Los que superaron la nota de corte del 35 % MDME

Corolario de principio a fin.- Si el baremo académico ya correlaciona en parte el resultado, parece evidente que lo que hay que disminuir, al menos, es el ruido de fondo del mismo, eso justificaría la disminución de su peso en su día y la que todavía "pide" según la gráfica, y que se justificó en esta entrada publicada en su día, Baremo académico y nº de orden...

martes, 19 de mayo de 2015

Estadísticos del MIR 2014/2015...



Los estadísticos de todos los examinados,
como si no hubiera habido nota de corte.


Los estadísticos de los examinados que 
superaron la nota de corte del 35 % MDME.


Los estadísticos de los examinados que eligieron plaza.


Los estadísticos de los 244 primeros afectados por el cupo, y
las referencias del último afectado que eligió plaza con cargo al cupo.

sábado, 16 de mayo de 2015

You Never Can Tell...


... y para rematar la faena...

... con esta quinta entrada termina la serie sobre el grado de dificultad del examen... 

se trataba de buscar y encontrar las causas de su variación, y
 cuantificar la correspondiente a cada una de ellas...


Lo que pasó en la tres parejas de convocatorias anteriores,
respecto de la variación de nº de orden y sus causas, cuantificado.
En la primera, efecto sumatorio de las dos variables a peor nº de orden, 
en la segunda tercera, efecto compensatorio parcial por causas inversas.


A mayor abundamiento, lo que pasó en las otras dos parejas de MIRes,
efecto sumatorio en ambas, en una hacia mejores nº de orden, y en la
anterior, de signo contrario a la primera, hacia peores nº de orden.


Adenda a la tabla.- Una vez desagregadas y cuantificadas las causas de variación del nº de orden entre una convocatoria y su anterior, reflejadas en la primera tabla en las tres últimas parejas de MIRes, vamos a contemplar cada una de ellas por separado.

Nos suena del grado de dificultad sentida por los examinados del MIR 2009 respecto del anterior, no es fácil haberlo olvidado porque salieron llorando del examen. Curiosamente lo mismo ocurrió en el MIR 2010, ¿y total para qué?

Para nada porque resultó que los nº de orden fueron mejores que los del año anterior a igualdad de respuestas netas y de baremo académico. ¿Por qué?

Porque apenas hubo variación de n respecto del año anterior y el grado de dificultad del examen fue todavía mayor, es decir, más difícil. 

Moraleja, salir llorando para terminar contentos y al revés, ese es el sino del examen MIR para quien lo prepara y entrena a conciencia. 

¡Grábalo a fuego, un examen difícil es lo que te interesa!... vaya paradoja dirás, pero es así... 

No olvides que se elige plaza por nº de orden y no de respuestas netas, pero ve a por todas...

La siguiente pareja de MIRes, 2011 y 2012, la diferencia de n fue también insignificante pero el grado de dificultad del examen fue menor, es decir, más fácil. La variación final de nº de orden no fue escandalosa y lo uno por lo otro se asumió con paz social entre los examinados.

Ahora vamos con los dos últimos MIRes. Veníamos de un MIR 2013 en el que la variación de n era bastante favorable a los examinados, exactamente la variación fue de 1.530 menos examinados, y ello dio lugar a alguna entrada en el blog tranquilizadora, y aunque no se ganó toda esa diferencia de forma proporcional a lo largo de la distribución porque el grado de dificultad del examen aumentó, no fue lo suficiente para "tragarse" toda la diferencia y los nº de orden terminaron siendo favorables a los examinados, y hubo paz social. Salieron contentos porque el examen fue más fácil y la cosa terminó bien porque se presentaron bastantes menos al examen.

¿Pero qué es lo que ha pasado este año?

Que se juntaron el hambre con las ganas de comer, se presentaron 560 más al examen y el grado de dificultad del mismo fue menor todavía, un desvío de 10 netas en la mediana, récord absoluto. Lo que ocurrió está reciente, se alteró la paz social entre los examinados, porque para colmo de males hubo cierto desequilibrio entre los tres grandes grupos de preguntas en los que podemos clasificar el examen, fáciles, regulares y difíciles. Los nº de orden se fueron para atrás de forma proporcional del inicio a la cola, ¡hasta 1.200 nº de orden!... el acabose...

Todavía escuece la herida, al menos la mía porque me equivoqué, no es que no lo viera sino que no lo quise ver, que no es lo mismo... ¡quién podía pensar que las casi 10 netas de diferencia que recogían las muestras de corrección no solo se iban a confirmar sino a llegar a la 10!... y desde entonces ando cavilando, a la cesca la greña, tratando de averiguar las causas de semejante variación de nº de orden y su cuantificación... así que... ¡no hay mal que para bien no venga!

¿Cómo se reparte el aumento/disminución de n?... de forma proporcional en la distribución...

¿Cómo se reparte el grado de dificultad del examen?... de forma aleatoria en la distribución...

Todo lo expuesto es lo que ha motivado esta serie de entradasy que hoy termino y entrego, aunque nunca se sabecon estas últimas tablas y entrada. La serie fue interrumpida por breve tiempo para hacer una réplica que creí oportuna, Al hilo del "debate" sobre el MIR...


No tengo todo calculado...
ni mi vida está resuelta. 
Solo tengo una sonrisa...
y espero otra de vuelta.

con variaciones, lo 
repliqué de aquí.


Corolario final 1.- 

Hay dos variables fundamentales que influyen en las variaciones de nº de orden de un año para otro. La primera es el aumento o disminución de los que se presentan al examen (n). La segunda es el grado de dificultad del examen. Ambas pueden sumar sus efectos y es cuando se nota y hacen pupa o lo contrario en la diferencia. Pero también ambas se pueden neutralizar por ser de sentido contrario, totalmente o en una gama de grises intermedios que lleva a que no se note tanto como si sumaran su efecto. Si es a mejor nº de orden todos contentos, si es a peor nº de orden todos tristes, y algunos pidiendo que rueden cabezas. ¿Por qué?

Porque nadie se olvida que las plazas se eligen por nº de orden y las de la primera semana de asignación siempre son las mismas +/- y ahí está el meollo de la cuestión, el límite del cupo y demás. Para comprobar los efectos sumatorios y compensatorios de las variaciones de ambas variables véase la tabla, hay ejemplos de los unos, de los otros, y de los "entreveraos".

Corolario final 2.- 

No es lo mismo presentarse un año que otro al MIR. Si los presentados son +/- los mismos en número (n), la causa de la variación recaerá fundamentalmente en el grado de dificultad del examen, a igualdad del resto de variables, a examen más difícil mejor nº de orden y al revés.

PD.- No olvides que utilizo la nomenclatura del MSSSI para denominar a los MIRes, que no es otra que la del año de la convocatoria y no del examen. Como mucho, y por concesión a los que todavía siguen denominando al MIR por el año del examen, y para que no se confundan, de vez en cuando puede aparecer la denominación híbrida MIR 2014/2015, por ejemplo.

Las referencias de nº de orden...

... de los de atrás, para que no vayan a ciegas los que vienen... 

y a modo de, cuarta entrega de la serie sobre el grado de dificultad del examen, y como última prueba de las hipótesis formuladasComenzó aquí, siguió con la segunda, y aquí la tercera.


Adenda a la tabla.- Primero decir que la nomenclatura que sigo para denominar al MIR no es la del año del examen sino la del año de la convocatoria, tal y como denomina a la prueba el Ministerio de Sanidad. Dicho esta aclaración, y al hilo de entradas anteriores sobre la dificultad del examen, no perderé la ocasión de señalar lo bien que se ve la diferencia en el nº de orden de la convocatoria del MIR 2013 con la del pasado MIR 2014 motivo de las mismas.

Podemos observar en la tabla que ya, con el baremo mediano de 1,75 y en la columna de 100,00 netas teníamos un nº de orden 6.215 que es el que se obtuvo en el pasado MIR 2014 que nos daba una diferencia de 1.210 nº de orden, respecto del MIR anterior 2013.

Esa diferencia es la que nos han llevado de calle a todos o a casi todos. Esa diferencia se debe a las diferencias de dos variables, la diferencia de la variable examinados (n) que ha sido de +560, y la diferencia de la variable grado de dificultad del examen +fácil que el anterior.

Sin embargo conforme nos acercamos a mejores nº de orden, con mejores respuestas netas de examen, siguen las diferencias pero son menores progresivamente, tal y como era de esperar, quedando referenciadas, en la tabla, debajo de la fila de los datos del MIR 2013, en gris y negro, como diferencia de nº de orden obtenido en los dos últimos MIRes, con el mismo baremo y las mismas respuestas netas.

El objetivo de esta serie de entradas sobre el grado de dificultad del examen como variable, y ahora combinada con la variable número de presentados, es que solo debes de preocuparte por una variable, la que depende exclusivamente de ti, la variable respuestas netas. El resto de variables, incluido tu baremo académico, te vendrán dadas por otros y por las circunstancias.

Si pierdes un solo minuto pensando en lo que no puedes controlar se lo quitarás a lo único que puedes y debes de controlar, mejorar tus respuestas netas de examen, y el bien más escaso durante la preparación, tu coste para convertir la eficacia en eficiencia, es el tiempo

PD.- Sobre referencias de los valores probables de n en la tabla de esta entrada Atisbando el futuro inmediato, hay una parte de la misma, en rojo, donde se "anticipan aproximadamente" el número de médicos recién egresados de las facultades de España, curso por curso, hasta el curso 2020 inclusive, además de otros muchos datos de años anteriores... 

jueves, 14 de mayo de 2015

Sobre la dificultad del examen, tercera entrega...

Sobre la dificultad sentida por todos los médicos españoles presentados al examen... 

Ando buscando averiguar las causas de la dificultad del último MIR, y primero fue esta pregunta, ¿Cuántos MIRes hay dentro de un MIR?, que me llevó a la conclusión de la conveniencia de desagregar en dos subconjuntos los resultados del examen, primero de todos los que se presentan como españoles al mismo y segundo de todos los que se presentan como extranjeros porque comprobamos que los resultados son diferentes.

Esa observación de realizó como novedad a través del resultado de cada examinado no en sus respuestas netas sino en sus respuestas, respuestas erróneas, y preguntas no contestadas, tratando de ver la dificultad sentida de cada partícipe de cada subconjunto por separado.

Posteriormente proseguí con un trabajo general Sobre la dificultad del examen MIR, en el que se abordaba una de las hipótesis del primero, sobre la dificultad del último MIR 2914/2015.

Ese trabajo justificaba gráfica y analíticamente una desviación, en la mediana, de 10 respuestas netas hacia la mayor facilidad del MIR 2014/2015 respecto del anterior.

En el trabajo que se presenta se estudia solo a los médicos presentados al MIR como españoles, sean recién egresados o no, en cualquiera de sus posibles circunstancias.


Rango de incertidumbre en el que se ha movido el examen MIR para 
los presentados al mismo como españoles en sus diferentes circunstancias.
Obsérvese como este año, en rojo, se desvía a la derecha (+facilidad) del
área de incertidumbre, +/- contenida en los trece años anteriores.


Esta gráfica no es otra cosa que la de arriba vista en forma de campana, la
una es la función de distribución y la otra es la función de densidad, que no
son otra cosa que la integral de la función (suma) y su derivada (resta)
Se "ve" perfectamente como las barras en rojo preponderan en los 
intervalos de netas que hicieron que los nº de orden se fueran para 
atrás, y ya en el centro y cola de la distribución disminuyen, causa
 de la menor afección de la nota de corte este año respecto del 
anterior, pasando en el caso de los presentados como 
españoles del 19,82 % al 14,17 % de afectados.
En la misma se ve perfectamente como en valor relativo se han ido desplazando,
los presentados como españoles, de forma progresiva de la cola a la cabeza de la 
distribución de resultados del examen, coincidente con la hipótesis formulada
en la primera de las tres entregas ¿Cuántos MIRes hay dentro de un MIR?
y este año la novedad ha sido, más examinados con 130 a 160 netas,
 esa fue la causa principal del desplazamiento hacia 
atrás, poco a poco, hasta 1.200 nº de orden.


A mayor abundamiento sobre la hipótesis comprobada,
la progresiva menor afección de la nota de corte del 35 % MDME
en el subconjunto de los presentados al examen como españoles.


Datos analíticos de la evolución de la mediana en 
respuestas  netas  de examen de todos los presentados como españoles.
Además de ese parámetro interanual y acumulado, la tabla contiene los datos
 porcentuales de la evolución interanual y acumulada de los resultados por grupos.
Grupo fuerte (> P73), grupo medio (P73-P27), y grupo débil (< P27), figurando en los dos 
últimos cuerpos de la tabla, además de otros datos en la primera parte de la misma.

Adenda de análisis.- 

Tal y como se puede observar en los cuerpos de la tabla mencionados específicamente los médicos españoles presentados al examen han ido mejorando progresivamente las notas del examen, muy especialmente la primera mitad de los presentados. Probablemente sea por dos causas, porque vienen con mejor "mochila" cargada antes de entrar en la facultad por el efecto del aumento de la "nota de corte" para entrar en Medicina, por el efecto de mejor aprovechamiento durante la carrera, y por el efecto de una mejor preparación del MIR por la carga de su "mochila" y por la intensificación y eficiencia de su preparación y entrenamiento. Ese grupo ya no sale de partida a "aprobar el MIR", sale a por unas plazas determinadas que se "ventilan" en la primera semana de Asignación de Plazas, es decir, cinco días de asignación, a dos turnos cada día de 350 cada turno. 

Esa frontera la marca el nº de orden 3.550, esa es una frontera en la que uno compite consigo mismo porque es una carrera de fondo, que combina potencia, resistencia, y velocidad, no vale mirar a los lados, tu eres tu mayor amigo y enemigo a la vez, por eso resulta clave el descanso semanal y el control emocional que combinado con la potencia, resistencia, y velocidad, determina la eficiencia final. 

Y tener la suerte de cara o el viento de espalda, además de seguir a rajatabla el plan de quitarse las telarañas desde el principio, acomodarse rápido al ritmo de la carrera, y priorizar, priorizar y priorizar... y sintetizar los manuales, anotar, comprender, relacionar, y hacer test y MIRes sin conocimiento, corrigiendo todo, lo que se falla y lo que no, porque lo que se falla se graba a fuego de mil maneras, y luego viene solo por sinapsis. Cuando lo vuelves a ver te sonará, lo olerás a distancia. En los simulacros entrenarás el tiempo de examen y el riesgo de contestar dudando, siempre con incertidumbre, mayor o menor, y con velocidad. Todo eso hasta fluir.

Mochila y preparación, mayor porcentaje de recién egresados respecto del total desde hace unos años, por el aumento del numerus clausus, y por las dificultades implementadas para recircular, obligando a renunciar a la plaza previamente si se desea hacerlo antes de terminar la especialidad, y con especialidad terminada por la nota de corte y por no poder elegir la misma especialidad. 

Todas esas circunstancias son las causas, salvo mejor criterio. Aparte de que al examinador se le ha ido la mano más de la cuenta, también salvo mejor criterio.

Conclusión.- 

En catorce años 22,00 netas más, acumuladas en la mediana, lo que hace una mejora del 22,37 % en la misma. Magnitud de mejora de la nota de la mediana que determina la frontera de la mejor mitad de la distribución de resultados del examen MIR. 

Advertencia.- 

Según los que se presenten al examen, el nº 3.550 no coincide con la mediana de la población, especialmente los últimos años, pero si es un nº alrededor del cuál giran muchas referencias, y por tanto a tener en mente. Salvo mejor criterio.

Un ejemplo de aleatoriedad que no puedes controlar.- 

La convocatoria 2004 se presentaron al examen 7.540 en total (6.718 españoles en total y 822 extranjeros en total), para 5.480 plazas. Ese año ha sido el de "mayor oportunidad" para elegir plaza. El nº 3.550 se obtuvo con 98,00 netas aproximadamente. Este pasado MIR para un nº 3.350 han sido necesarias 129,67 netas. Una diferencia de casi 32 netas.

Para preparar el MIR la primera regla es no dedicar ni un minuto a las variables que no dependen de ti. El baremo lo traes puesto, los presentados te los van a dar. De ti solo dependen las netas, y esas no las puedes referenciar con exactitud porque no sabemos como va a ser el examen. Por lo tanto, paciencia y constancia, neta a neta hasta el final, y aprende a convivir con el tobogán de los resultados del entrenamiento o con las mesetas, es normal, lo que cuenta es que la pendiente sea ascendente mirando tramos largos de la preparación, por ejemplo cada vuelta de la materia.

PD.- En la gráfica y en el tablón están reflejadas las magnitudes que explican el análisis y la opinión, que era lo que iba buscando como hipótesis de trabajo en la primera de las entradas de la serie, ¿Cuántos MIRes hay dentro de un MIR?.

... y aquí va la gráfica, y el tablón con las magnitudes analíticas, de la dificultad sentida por todos los médicos extranjeros presentados al examen... 


Rango de incertidumbre en el que se ha movido el examen MIR para 
los presentados al mismo como extranjeros en sus diferentes circunstancias.
Obsérvese como a pesar de que el comportamiento es más errático en los 
primeros años, este año, en rojo, se desvía a la derecha (+facilidad) del
área de incertidumbre, +/- contenida en los trece años anteriores.


Esta gráfica no es otra cosa que la de arriba vista en forma de campana, la
una es la función de distribución y la otra es la función de densidad, que no
son otra cosa que la integral de la función (suma) y su derivada (resta)


La evolución de la afección de la nota de corte del 35 % MDME
en el subconjunto de médicos extranjeros presentados al examen


Datos analíticos de la evolución de la mediana en 
respuestas  netas  de examen de todos los presentados como extranjeros.
Además de ese parámetro interanual y acumulado, la tabla contiene los datos
 porcentuales de la evolución interanual de los resultados por grupos. Grupo fuerte (> P73), 
grupo medio (P73-P27), y grupo débil (< P27), figurando en los dos últimos cuerpos 
de la tabla, además de otros datos en la primera parte de la misma.