domingo, 22 de enero de 2017

To Love Somebody...


El sueño de la razón produce monstruos...

... a vueltas con la ley de los grandes números...


Adenda 1.- 

Me preguntaba alguien en un correo... ¿para qué corregir la plantilla después del examen y antes de que se publiquen las plantillas provisionales por la Comisión Calificadora?

Hay muchas razones, lo mismo que las hay para lo contrario.

En esta gráfica se demuestra que los correctores de las academias fluctúan respecto de la plantilla y ello produce variaciones individuales. Toboganes de sube y baja.

Pero si observan esos toboganes se rigen por la ley de los grande números una vez más. Esa ley se pone de parte del común, es decir, de parte de los intereses del común.

Puedes hacer lo que quieras. Aprovechar para desconectar y perderte en el último lugar del planeta. Dormir. Soñar. En una palabra... olvidarte.

También puedes salir esa noche y dormir tranquilamente, si puedes, y cuanto antes meter la plantilla, pero meterla bien para que no la tengas que repetir. Por supuesto en todas las academias, para tener todas las versiones y participar en un experimento. 

La comprobación de la ley de los grandes números

El resultado de los toboganes de las academias tiende y confluye en las medidas centrales de la plantilla que será. Y como se pican aún tenderán más a las medidas centrales.

Las puñeteras matemáticas una vez más miden el comportamiento humano que nos servirá para intentar ver por donde irán los tiros. Una semana antes de que salga la plantilla, y un mes antes de que salgan los resultados provisionales. Una nube de más aciertos que errores que tenderá a mostrar las medidas centrales de la muestra de corrección.

Quñe duda cabe que esa muestra tiene un sesgo, el sesgo de corrección, es decir, tienden a corregir más los mejores resultados que los peores. Pero eso ya está descontado. Lo malo es que ese descuento no es igual todos los años, tal y como se ve en la parte central de la tabla de esta entrada.

Adenda 2.-

Ese comportamiento que una profesora de una facultad de Educación dijo ¡en la casa de Didáctica y de la Evaluación! que medir el comportamiento de las personas era un sacrilegio. 

¡Ahí quedó eso... y no se me olvidará jamás!

¿Qué hacía ella sino medir con el ojo de su rasero el comportamiento de todos su alumnos?

¿Qué hacían sus alumnos sino medir con el ojo de sus rasero el comportamiento de ella y el del resto de sus compañeros?

Medir resulta jodido y prefiero un ojo que mide normas previamente definidas, observables, medibles, refutables, que no el ojo de buen cubero. Ella puede, es un decir, conocer su clase, allí los tiene días y días. Y lo más importante, ella puede incluso que tenga el encargo de medir criterios para acreditar qué alumnos pasan de curso, quien termina o no el grado.

Adenda 3.- 

Pero... ¿cómo demonios puedo ordenar o normalizar a 12.000 médicos ya acreditados previamente por otros que decidieron que pasaban el criterio para ser médicos?

¿Cómo demonios los ordeno para que elijan especialidad y centro donde especializarse?... ¿acaso sería mejor que se matricularan en Escuelas a su libre elección, como ocurría antes, y que sea el mercado quien decida después donde ejercerán, como ocurre con el resto de titulados?

¿Cómo se hace una prueba de libre concurrencia, de aquí y de allá, a los que no se conoce de nada salvo por los datos que aportan en la solicitud de participación?

Eso se lo plantearon hace muchos años, en muchos sitios, y cada uno buscó un instrumento que se acomodaba a su idiosincrasia. Fijó las normas de ordenación que no de acreditación, les dio parámetros de valor, estableció un procedimiento que se pudiera revisar por los aspirantes, y eso es lo que hay y estoy tratando de medir. Paso a paso.

Adenda 4.-

En el blog subí dos gráficas de distribución de resultados del ejercicio, un tema de desarrollo escrito y leído. Las gráficas distribuían las notas adjudicadas por un tribunal humano, un tribunal que aún dándose normas en la distribución de los resultados predominaba como media, mediana, y moda el aprobado con un 5. La distribución de las notas superiores no tenía ni pendiente ni cadencia, una vez aprobados, que era lo importante de decidir ya no se medía con la misma vara. Otro tanto pasaba con los suspensos. Eso sin lugar a dudas obedecía a causas, no precisamente de enchufes sino a causas de comportamiento humano que forman parte de nuestra naturaleza.

Nadie de los miembros del tribunal sabía que dos de sus componentes estudiaban los estadísticos de todos los resultados que medían de los miembros del mismo. De allí salió un informe que justificaba un cambio de orden en los ejercicios de la oposición. El ejercicio tipo test de respuestas múltiples pasó al primer lugar de los ejercicios de la oposición. Su distribución fue la que se esperaba, con pendiente y con cadencia, una distribución que tendía a la normalidad.

Adenda 5.-

 A partir de ahí todavía hay que medir más cosas.

Salvo que medir comportamientos humanos sea un sacrilegio, y tengamos que buscar otros métodos... aún así siempre existirá esa pregunta que nos conmina a contestar... ¿por qué orden se elegirían las plazas y centros de formación a las que aspiran los que se presentan?

Lo que se sube o se baja respecto de los simulacros...



Adenda.- 

La distribución de la variabilidad de los resultados expresada de 5 en 5 netas. No llega al 2 % la probabilidad de obtener el mimos resultado. De un simulacro a otro, del último o penúltimo simulacro al MIR.

Cuando se dice igual equivale a igual. No se trata de +/- 0,33 que eso ya está medido a derecha (+ en verde) o a izda (- en rojo)

Una vez más, por la ley de los grandes números, la variabilidad debida a múltiples circunstancias, tiende a las medidas centrales con una distribución cuasi-gaussiana escorada a la derecha (subidas) que para eso tiene el examinando la ventaja de haberse preparado y afrontar el examen con el entrenamiento de ánimo requerido. La estabilidad emocional suma y su falta de respuesta adecuada resta. Aparte de otras consideraciones que denominaremos genéricamente circunstancias. Es obvio que no somos máquinas y que respondemos a estímulos.

Tres años estuve estudiando la variabilidad. Primero para responderme y luego para responder. Gráfica publicada en su día y todavía leo preguntas de ese tipo. Hace cinco minutos la que ha motivado la creación de la entrada.

Ahí hay miles de datos. En el examen del sábado habrá doce mil más. Unos subirán y otros bajarán. Unos pocos lo harán desproporcionadamente y los más se escorarán a derecha e izquierda en una gráfica parecida.

No será así de roma, porque solo será una variación de una medida, pero si la midieras cientos de veces sería tal cual. 

Los deberes de las referencias anteriores...

... de exámenes anteriores, preparados para poder comparar... adelantados una semana... como si se fueran a presentar 12.100 aspirantes pertenecientes a tres subconjuntos (GT; Resto1; Resto2) al examen...

El subconjunto GT, recién egresados de universidades españolas que se presentan en la convocatoria de su último curso. El subconjunto Resto1, egresados de universidades españolas de promociones anteriores. El subconjunto Resto2, egresados de universidades no españolas.


Adenda 1.- En la tabla se han expresado las magnitudes de la variable respuestas netas, como si en los años precedentes los presentados hubieran sido los previstos para este año. Se han calculado para un baremo académico mediano, es decir, 1,7500. De tal manera que los interesados, con una simple regla de equivalencia puedan ajustar cada uno su caso.

La tabla dispone como referencia las magnitudes de las variables mediana y media de las muestras de corrección de las academias de cada uno de los MIRes referenciados. Además dispone de la diferencia entre las medianas de las muestras y la mediana real de esos MIRes.

Por último, la tabla dispone de un zócalo de otras referencias, reales tintadas en marrón, y simuladas tintadas en gris. ¿Por qué las tintadas en gris?... porque son como si se hubiera aplicado la nota de corte del 35 % (no se aplicó o se aplicó otro %), y lo he creído necesario para comparar la dificultad del examen, que de eso va la tabla. La dificultad en este caso es una variable "cajón de sastre" una vez aisladas el resto de variables que puedo aislar, al resto le denomino dificultad por convenio. En ese cajón de sastre están todos los parámetros no calculados, no medidos, todas las circunstancias habidas y por haber. Un desideratum que denomino, sin mayor pretensión, dificultad. La dificultad de la literatura y la discriminación están ahí revueltas entre otras cosas.

En el margen derecho la tabla tiene una columna dispuesta para poder incluir las estimaciones de este año en su momento.

Adenda 2.- Si quieres ver más grande y por tanto mejor, el tablón, haz clik encima. Luego haz clik con el botón derecho del ratón. En el cuadro de diálogo que te aparezca selecciona Abrir imagen en una pestaña nueva. Una vez seleccionada esa pestaña nueva, ábrela y haz clik en la lupa (+). Entonces verás el tablón más grande y leerás con mayor claridad las referencias.

sábado, 21 de enero de 2017

El porqué pasa lo que pasa con los nº de orden...

... de un año para otro... dos extremos de dificultad con parecido nº de presentados...


Dos exámenes, dos extremos de densidad de respuestas netas


La conversión de esas dos densidades de respuestas netas
en dos distribuciones de nº de orden con los que se eligen las plazas

Adenda 1.- 

1.- ¿Qué hace quien pone un examen?

1.1.- Conocer el programa de formación de los examinandos

1.2.- Conocer cuántos examinandos se presentarán al examen

1.3.- Conocer el conocimiento medio de los examinandos

2.- ¿Para qué?

2.-1- Para saber el qué preguntarles

2.2.- Para saber cómo preguntarles

3.- ¿Para qué?

3.1.- En un examen de criterio para saber si ha adquirido o no el criterio mínimo definido previamente para ser acreditado o no, y si lo ha adquirido en cuánto lo ha adquirido.

3.2.- En un examen de normas, para "normalizar" u ordenar, que es lo mismo y por eso se llama de "normas". Este tipo de examen se utiliza, según la literatura, para seleccionar comparando a unos con otros, es decir, discriminando o separando a los de menos de los de más conocimiento en ese momento.

4.- En un examen de normas o de ordenación... ¿tiene sentido que el examinador ponga preguntas que contestarán todos?... ¿tiene sentido que el examinador ponga preguntas que no contestará nadie?

4.1.- Ni lo uno ni lo otro

4.2.- ¿Por qué?

4.3.- Por que si las contestan todos o las fallan todos no sirven para separar, para discriminar a unos de otros, solo sirven para consumir tiempo.

5.- ¿Entonces?

5.1.- Entonces el examinador en un examen de normas se preguntará... ¿quiénes y cuántos  se presentarán al examen?...  ¿puedo saber de donde serán?... ¿puedo saber cuánto tiempo hace que terminaron el grado o la licenciatura?... ¿puedo saber cuánto saben?... ¿puedo agruparlos por alguna variable que me de pistas de su comportamiento probable?... ¿tengo pistas de otros comportamientos en exámenes anteriores de esos mismos subconjuntos?

6.- Entonces el examinador puede hacer las tablas del discurso de 60.000 palabras y aproxima la dificultad del examen...

6.1.- ¿Cómo se puede hacer eso?

6.2.- Aquí tienes una aproximación en dos capítulos...

6.3.- Capítulo 1



No se sujeta o escasamente se sujeta
6.4.- Capítulo 2



De como se puede intentar sujetar

7.- ¿Tú cómo crees que aproxima la dificultad el examinador?

7.1.- ¿Tú qué harías si no quieres que ocurra lo que se ve en la primera y segunda tabla?

7.2.- ¿Tú sabrías interpretar los seis ejemplos de las dos tablas con las preguntas y respuestas dadas?

7.3.- ¿Tú crees que esos ejemplos pueden servir para que el examinador pueda tener una primera idea o idea de por donde debería de tirar con la dificultad del examen, o acaso el examinador no se plantea estas historias?

8.- ¿Tú por qué crees que la media y mediana se ha disparado en los dos últimos exámenes?

8.1.- ¿Qué crees que ha cambiado para que eso haya ocurrido?

8.2.- ¿Se puede o no se puede "sujetar" la media y la mediana?

8.3.- ¿Acaso es una quimera?

8.4.- ¿Conoces algún "predicador" que se plantee éstas cosas?

8.5.- ¿Se lo deben de plantear o no... total normalizar, es decir, convertir las netas en nº de orden, qué más da cómo se haga?

8.6.- ¿Con qué se eligen las plazas?

8.7.- ¿Se eligen con netas o con nº de orden?

8.8.- ¿Qué fluctúa más, las plazas ofertadas o el nº de presentados?

8.9.- ¿Por qué hace esas preguntas?... ¿no habíamos quedado que el examinador pone un examen conforme a unos programas de formación, a unos conocimientos previos de los presentados, que no sirve de nada preguntar los que todos saben, y lo que no sabe nadie, porque eso no altera el nº de orden?

9.- Pues eso... la solución: una escalera de color... 

Una paleta de colores para el parámetro dificultad sin llegar a que los extremos sean radicalmente extremos, es decir, que las fallen todos o que las acierten todos.

Además, esas preguntas de la paleta de colores en el parámetro dificultad, deberán de tener la menor paleta posible de colores para el parámetro discriminación, es decir, que no haya preguntas en las que la probabilidad de acertar se ponga de parte de los que menos saben.

A partir de ahí, cuánto más alto sea el valor del parámetro discriminación mejor.

Ese ha de ser, según mi leal saber y entender, y salvo mejor criterio, el arte y parte del examinador eligiendo las preguntas del examen.

Para rematar la faena, disponer de una herramienta de análisis de esos dos parámetros, para poderlos ordenar, clasificar, y ayudar a decidir a la Comisión Calificadora la toma de decisiones respecto de la anulación o no de las preguntas que por sus parámetros puedan ser anulables. Decisión justificable que quedaría informada, justificada y firmada en el Acta correspondiente.

10.- ¿Cómo se puede conseguir eso?

Adenda 2.- 

A mi modo de ver en la prueba MIR hay tres subconjuntos de comportamientos +/- definidos:

a) El subconjunto GT (Grupo control o testigo), compuesto por los recién egresados de universidades españolas que se presentan en la convocatoria del año de graduación.

Este subconjunto, para su mejor estudio, podría dividirse en dos. Los menores de 25 años y los de 25 y mayores, por haber comprobado en los mismos ciertas diferencias de comportamiento.

b) El Resto1, recién egresados de universidades españolas de promociones anteriores. La mayor parte de ellos ya se han presentado anteriormente al examen, suelen ser por lo tanto, repetidores, recirculantes y/o especilistas.

Este subconjunto podría dividirse en dos. Los de la promoción anterior y los del resto de promociones anteriores. En el primero de ellos, supuestamente, estaría compuesto por que no eligieron plaza por no interesarles aquellas a las que pudieron optar y se dan una segunda oportunidad . El resto serían, supuestamente, recirculantes y/o especialistas en su mayoría.

c) El Resto2, todos los egresados de universidades no españolas. Los hay de todas las edades, procedencia, y de lo más variopinto. Los hay que se presentan por primera vez, los hay repetidores y los hay recirculantes. Los hay que se preparan más y los hay que se preparan menos.

Este subconjunto lo dividimos en dos. Los de procedencia universitaria de la UE que son una minoría, y los de procedencia universitaria no UE. A su vez este último subconjunto lo dividimos en aquellos que no están afectados por el cupo (SIT 1-2-3) y aquellos que están afectados por el cupo (SIT 4-5). Siguen patrones de comportamiento pero variados.

En las tablas, y por simplificar, los he agrupado en tres (GT; Resto1; Resto 2). Según como se quiera afinar, en el cálculo a priori de las posibles medidas centrales, y según sea su participación en valor absoluto y relativo, y su conocimiento estimado. 

Tal y como se puede comprobar, he utilizado una ponderación entre los valores de participación de cada subconjunto y una apreciación de su posible comportamiento por subconjuntos. El resultado del comportamiento de todo el conjunto de posibles presentados se ha expresado al final.

viernes, 20 de enero de 2017

¿Qué quiere la gente?...

... gráficos, titulares llamativos y "discurso"... continente puro y duro...

El contenido... que le den...

Para muestra varios botones...

De las entradas de estos días, las de gráficos y "literatura" se llevan la palma, no valen más de 5.000 palabras...

La que vale 10.000 cero patatero, la síntesis de años, un tercio de las de dibujos... síntesis que ya fue explicada en varias entradas anteriores que le precedieron como hipótesis... un tercio de páginas vistas frente a los dibujos...

Supongo que producto de una cultura visual.

Al contenido, a la interpretación de ese contenido, que le den... y justo está ahí la interpretación de lo que va a pasar y porqué, es decir, el meollo de la cuestión de lo que se quiere y quieren saber los que preguntan... pero es lo que hay... la han visto un tercio frente a tres...

El padre de un compañero vuestro, compañero mío de carrera, escribía en un opúsculo que quien no comunica no existe... así que no me extraña que pase lo que pasa... quien no comunica no existe... 

Hay un vino en la zona de Cariñena, le llaman "pajarilla" seguramente por su color pajizo, para mi el de personalidad más genuina. Pero poco conocido. Encima es blanco y no tinto... seguro que es porque no "comunica" y por eso no se le conoce... prueba, prueba y verás como te quedas... "pajarilla"... tan apenas se vende...

Jesús Solanas, sumiller, dice: La pajarilla, popular hace casi un siglo, estuvo a punto de desaparecer al perder el consumidor el interés por los vinos generosos en favor de los más jóvenes y ligeros. Un blanco de macabeo sobremadurada, sometido a crianza oxidativa, bastante seco, rancio, opulento y de aroma punzante, cercano a los dorados y pálidos de Rueda, pero con el alma mirando al sur por su artesanal envejecimiento, durante al menos cinco años, en un sistema horizontal de criaderas y soleras, en botas y fudres hechos con madera de cubas viejas, y la peculiaridad de la macabeo de la zona, que permite que sus 17° sean naturales, hacen de la pajarilla una experiencia única."

Los tablones que no subí ayer...

... si quieres ver bien el tablón, haz clik encima, y luego haz clik con la parte derecha del ratón , en el cuadro de diálogo selecciona Abrir imagen en una pestaña nueva. Una vez seleccionada esa pestaña nueva, haz clik en la lupa (+) y la verás y leerás con mayor claridad.



...............................................



Adenda a los tablones.- 

1.- En cuanto a la participación de mujeres y hombres y su representación por especialidades

En cada tablón basta comparar el % medio de participación del subconjunto determinado en la adjudicación de las plazas, muy parecido al de participación en la prueba.

Se encuentra abajo, en el zócalo de la tabla. Ese % figura en la casilla en blanco con el tamaño de número más grande, y es el promedio de todas las celdas en blanco que representan el promedio de cada año.

Una vez calculado se toma como referencia, y divido la tablas por encima del mismo con una franja de color amarillo. Una ordenada por el % de mujeres y otra ordenada por el % de hombres.

El resultado es su preponderancia respecto del % medio en su participación en la adjudicación de las plazas, muy parecido al de su participación en la prueba. Tintado en colo blanco para que se vea que es mayor que el % promedio.

No vale hablar de si hay paridad o no como si los aspirantes, mujeres y hombres, se hubieran presentado por mitades iguales. La representación media está alrededor del 66 % de mujeres y del 34 % de hombres. Hay que partir de ese % medio de participación de cada subconjunto. Solo a partir de ahí se puede hablar de mayor representación o de menor.

Miniresumen: Lo más estable en estos 15 años ha sido el % de participación y adjudicación general de mujeres y hombres. 

2.- En cuanto a la procedencia por nacionalidad y su representación por especialidades

Aquí está la historia de 15 años y su evolución, no de la participación en la prueba que es mayor, sino de la adjudicación de plazas. Lo que eligen los extranjeros tiene el sesgo de estar mezclados los afectados por el cupo y los que no. Además hay otros dos sesgos más añadidos, que no son iguales a lo largo del tiempo. La no afección por el cupo de los visa de estudios en las convocatorias 2007-2008-2009 y la creación de un segundo llamamiento en las convocatorias 2010-2011-2012-2013 lo que daba un cupo añadido de un 5 % más, caso de que hubieran quedado vacantes en el primero. Ese segundo llamamiento despareció con la unificación de todas las pruebas en una convocatoria. Por último una advertencia. No figuran las especialidades en régimen se Escuela por no haberse ofertado plazas el año pasado ni éste.

Otra cuestión, no menos importante, que hay que tener en cuenta cuando se analiza la adjudicación por procedencia de nacionalidad es que las cosas han cambiado en el tiempo. Digamos que hubo un período desde la convocatoria 2005 a la 2009 ambas inclusive, en que creció de forma importante la adjudicación extranjera por el aumento de la oferta y la ausencia de demanda española suficiente. Por falta de recién egresados y porque el resto encontraba trabajo más fácilmente y repetía y recirculaba menos. Todo debido al aumento de población, más de cuatro millones, y de la renta disponible. El período desde la convocatoria 2010 a la actualidad, que se puede dividir en dos subperíodos. El primero de adaptación al pinchazo de la burbuja, menos población, menos renta disponible, menos oferta. Dura desde la convocatoria 2010 a la convocatoria 2013 ambas inclusive. Baja la oferta de plazas y se ponen en marcha las modulaciones, que venían venir las nuevas hornadas de egresados fruto de la modificación del numerus clausus que comenzó en el curso 2006/2007. Esas modulaciones, ya previstas como posibilidad en 2008 son las que han realizado el ajuste durante las convocatoria 2014 y 3015 en que la adjudicación total extranjera se acerca ya el imaginario popular del 10 %, por el aumento de recién egresados, por la nota de corte del 35 % y por haber ajustado el cupo al 4 %

Miniresumen: Lo más inestable o fluctuante en estos 15 años ha sido el % de participación por nacionalidad. Rellenando la demanda exterior la ausencia de demanda interior por el aumento de la oferta y por la disminución creciente del Resto1 de la demanda exterior (repetidores, recirculantes y especialistas), desde 2001 hasta que comenzaron los recortes de la oferta como consecuencia del pinchazo de la burbuja de las alegrías de los años anteriores. 

A eso le llaman algunos falta de planificación, véase el informe presentado ayer por una central sindical. Otros precisamente le llamarían haberse adaptado a lo que podría venir, como guante a la mano.  En 2008 previeron ya esa posibilidad en la DTQ del RD 183/2008 llamado de formación. Ahí ha estado preparada para implementarla cuando hiciera falta.

¿Donde y cuándo no fluctúan las necesidades de médicos si cambia la población y sus circunstancias, sociales, económicas, de edad y de salud?

¿Era previsible en 1995 y/o en 2000 lo que vendría en el 2005 y que duró hasta 2009, lo previó alguien de ustedes, dijeron algo cuando se podía elegir plaza con nota incluso negativa, que llevó a la homologación de más de 60.000 títulos del exterior?

¿Que pasará dentro de cinco años, lo sabe alguien? ¿No está ahora más equilibrada que nunca la oferta y la demanda? ¿Lo dice alguien o dicen lo contrario?

Si algo vienen a demostrar los dos últimos tablones en los datos de sus casillas blancas en % en el zócalo de las mismas es que la demanda exterior estuvo motivada por la falta de demanda interior. Si no hubiera sido por ella las plazas desiertas hubieran sido todavía mucho mayores. No admitir esto es ponerse una venda en los ojos. No fueron las notas, que son menores en sus medidas centrales y extremas, fue la ausencia de demanda interior ante el aumento de la oferta, fue la disminución de la recirculación por el aumento de trabajo que se puede demostrar porque una parte de la demanda exterior iba directamente a trabajar y no a hacer el MIR. A más a más el MIR se convirtió en una vía de inmigración y no de formación en un porcentaje mayor que en la actualidad.

Así que andamos siempre entre dos extremos, el de los unos y el de los otros. Simplificando al máximo por no extenderme más que ya lo he hecho suficiente en decenas de entradas anteriores con sus correspondientes tablas.

¿Por cierto, quién de ustedes, de unos y otros, se ha hecho eco por ejemplo de esta entrada?

¿No se reflejaba ese tobogán aquí, y aquí, o aquí más completa, por qué se publica ahora y qué cambia, por qué se hace eco el de siempre con titulares llamativos como si eso fuera una novedad?

¿Qué es lo que separa a unos y a otros? Esa pregunta me la formulaba ayer de otra manera. Alguien la leyó, la tradujo libremente y me la reescribió de forma genérica en un correo:

¿Dónde radica el punto que dificulta el que podamos entendernos mejor, incluso cuando hay buena voluntad para ello en todos los implicados? ¿Son sentimientos antagónicos, prejuicios, los que bloquean nuestra capacidad para concordar partiendo desde nuestras diferencias, tan obvias y tan naturales?

Adenda para el pájaro del alpiste.-

Tú, pájaro del alpiste, no vayas a poner ahora 44*4 huevos con el alpiste que recojas en los tablones de este nido para ponerlos en otro... que te veo venir... 

Han sido 89.453 celdas las que ha habido que poner a mano, una M por mujer y una H por hombre. Eso lo sabes tú bien, ahora que lo haces o te lo hacen la asignación de M o de H según sea. Pero no piques los datos de años atrás como has hecho con otros tablones, tú y quien te antecedió, para poderlos comparar. ¿Donde estabais tú y ella en esos años, no te parece eso prueba suficiente? En cuanto a si son extranjeros o no, tú no dispones de ese dato. Tú vives de tu trabajo, por lo tanto si utilizas el de otros para hacer trabajos derivados, como mínimo debes de citar su procedencia si no le has pedido permiso a quien los trabajó antes que tú. 

Adenda de dedicatorias.-

1.- Para quien ayer ponía en duda mi libertad y mi independencia.

2.- Para los que me niegan el pan y la sal. Esos que dicen que fueron ellos los que solicitaron el listado único de acceso y casación. No saben, o lo ocultan aquellos que sí lo saben, que eso lo pidieran otros, en plural. Una idea de un servidor en la que tuvieron que ver otros. Se plasmó en un Informe sobre el proceso de casación de las notas de corte que se seguía y se sigue en el foro casimedicos. Fue elaborado con las aportaciones de muchos de los partícipes en el proceso. 

Uno de los partícipes, no aspirante sino colaborador, le dio forma y otro de las mismas circunstancias lo envió a la institución del Defensor del Pueblo, con copia al entonces presidente de los Decanos que no lo podrá negar. Además de que la cosa venía de más atrás... ¿a partir de qué momento en el tiempo asumieron eso ustedes como propio, al igual que los de la hijuela?... ¿por qué ninguno de los dos menciona cuál era su procedencia?... No he dicho ni mu durante años por esa apropiación. Ni yo ni quien redactó el Informe. Ni el administrador del foro en el que se recogieron los datos y las opiniones porque siempre actuamos de buena fe.

No hace mucho recibí una carta de alguien que fue decano en su día. Es el segundo que se comunica conmigo. Una carta formal, correcta, de aprecio y de crítica. La crítica iba por el contenido de un escrito mío localizado fuera del blog. Esa crítica se refería a la responsabilidad que les achacaba en ese proceso, cuando él creía que eran ellos los que habían iniciado esa petición.

Le conteste con la misma corrección agradeciéndole la crítica. Acto seguido le expuse una breve historia del lugar donde había nacido esa idea y donde se había desarrollado, escrito y pedido después de vivir las consecuencias del proceso de multiinscripción y casación de la demanda por distrito y por facultad. Su contestación fue de mayor agradecimiento si cabe, confesando el desconocimiento que tenía de ello. Reconocía que le sonaba el mandato en el que se hizo por parte de ellos esa petición. Le comenté que el asunto venía de más atrás del Informe enviado. No pasó ni pasa nada pero a cada uno lo suyo. Para colmo de esa pretensión hace tiempo que me dí cuenta que era imposible y por tanto estéril. No solo porque la institución del Defensor del Pueblo se limitó simplemente a acusar recibo. No, no fue solo por eso.

Si la CRUE, las CCAA, y el MECD hubieran estado por la labor, Gabilondo antes y Wert después confesaron que lo estaban, no hubieran hecho una excepción con un grado, o con tres o cuatro de la misma rama, que son los que sufren los daños colaterales del proceso de acceso a medicina. La ley no podía ni puede distinguir entre unos grados u otros. De ser, hubiera sido lista única y personal con el listado de todos los grados y universidades de forma prevalente. Formalizada y presentada en el distrito del aspirante y no en catorce. Recogida solo en uno y mecanizada en una base de datos centralizada de acceso común. 

Pero eso no ha sido así en años desde que se pidió formalmente por primera vez. Es decir, en la práctica la disposición de Gabilondo y de Wert simplemente fue un brindis al sol. No era muy difícil imaginar que las CCAA, ni siquiera las universidades, fueran a estar por la labor. Por las mismas razones que no hay un examen de selectividad único, siendo como es una prueba de libre concurrencia para acceso a todos los distritos. No quieren y punto. Mientras tengan ellos la sartén por el mango no hay nada que hacer.

¿Sabía alguien lo que pasaría hasta hoy con la ley de Educación de Wert con el guirigay que se montó?... meter a la gente en un berenjenal sin salida es llevarlos a la frustración. Así que ahí se quedó la cosa, que recogieron ustedes y siguen. ¿Cómo es posible que con lo que conocen ustedes del mundillo en el que se mueven mantengan esa petición?... ¿por qué si saben que no tiene ninguna posibilidad real?... ¿por que le suena bien al personal?

No me den las gracias por favor, ni por la iniciativa que considero un fracaso personal, ni por el trabajo que desarrollé y desarrollo. Pero tampoco me nieguen el pan y la sal. A cada uno lo suyo. 

Hay muchos padres, y alumnos que accedieron al grado en su día y que ya han acabado o acaban que saben de lo que hablo. Son muchos años en el tajo del proceso de acceso. Necesitaba tener en tiempo real un listado de numerus clausus que no proporcionaba el MECD para mi trabajo con la demografía MIR de cada curso. Cada dato que he publicado aquí para poder saber los que egresarían en cada curso me ha costado un decalaje de seis años y muchas actualizaciones de los tablones a lo largo de su proceso. Cientos de actualizaciones de tablones, primero verdes y luego de otros colores con las plazas, las notas de corte, y la demanda cuando se podía. 

El cálculo de esa demanda y su procedencia, si ustedes hubieran colaborado, y nadie se lo prohibía, hubiera sido muy fácil. Pero no lo hicieron nunca. Solo uno de ustedes me envió los datos, solo uno y dos años. Ninguno más de ustedes me ha proporcionado un solo dato. Un servidor les ha regalado todos. Tampoco el MECD, y me consta por ese que sí los proporcionó que en una reunión en la sede del ministerio les proporcionaron a los asistentes una fotocopia a cada uno del tablón verde. Aún me reí pensando en la tinta que gastaron.

No he pedido nunca nada a cambio. Solo datos y no me los dado. Me los he tenido que buscar como he podido. Así que por lo menos no me quiten el pan y la sal. Ni ustedes ni su hijuela. Que son muchos años con la misma matraca.

jueves, 19 de enero de 2017

El punto...

... andaba estos días enfrascado en intentar cuadrar el resultado de una búsqueda en una base de datos. 

El informe que llevaba entre manos era uno de esos tablones que reproducen las pequeñas historias de 15 años de datos.

Llevaba dos años sin actualizar esos tablones. Tienen que ver con la elección de plazas por especialidad, sexo y nacionalidad.

Me sacó de ese letargo alguien que me propuso colaborar en un artículo en el que mi parte en el mismo iba por ahí y por alguna gráfica.

A una especialidad, de esas de nombre compuesto y que su última letra termina en un punto que apocopa o trunca la última palabra, porque de lo contrario su nombre aún sería más largo.

Ese punto faltaba en un año. Un año que aún me tiene enfrascado porque era anterior al período que trata el artículo que son los diez últimos años y que también tuve lo mío para cuadrar.

El año del punto es de la convocatoria 2002 y eso ha impedido por el momento su publicación.

En esos tablones hay 89.453 plazas que son 89.453 personas con sus sueños, sus ilusiones, sus anhelos, en definitiva buscando su futuro.

No conozco a casi nadie que se pasa por aquí y las estadísticas de páginas vistas nada o casi nada dicen de ello. Además la mayoría eligen aparecer como anónimos.

Pero lo que tengo claro, lo que quiero tener claro, es que no es un punto lo que nos une o nos separa unos de otros. No, los puntos se encuentran más tarde o más temprano y las cosas, o los tablones, terminan cuadrando.

Lo que nos une o nos separa son sentimientos porque somos personas, porque somos distintos. Porque ser distinto es lo normal no lo extraordinario.

No busco adoctrinar, de nada serviría, no busco igualar, iría contra mis principios. Tampoco busco hacer amigos. Tan apenas me comunico con los que han pasado por aquí o me han escrito alguna vez más allá de contestarles la primera sobre lo que me preguntan. Reconozco que hablo y escribo con contundencia, reconozco que hablo y escribo con vehemencia, reconozco que puedo parecer o que soy altivo. No quiero echarle la culpa al aire que sopla en mi tierra, a la sequedad de sus páramos, a la soledad de sus desiertos, al agua de balsa que se bebió durante mucho tiempo. Lo reconozco y punto. No es para tirar cohetes pero es lo que hay.

Así pues no creo que sea un punto lo que nos une o nos separa. Un punto que he añadido al final de la letra en la que faltaba y ha cuadrado el tablón. No es ese punto no, el punto que nos une a unos y nos separa a otros. Es otro punto.

Es un punto idealizado, revestido o convertido en sentimiento, en idea, en ideología, ese punto idealizado es lo que une a unos y separa a otros. Esa es la vida y así seguirá siendo. Unas veces son las ideas, otras los intereses, otras las estrategias. Otras los aciertos, otras los errores. 

Lo que nos une o nos separa, no suele ser un simple punto. Suele ser un juicio previo que dificulta y/o impide el acercamiento. ¿De donde sale ese juicio previo, de donde sale esa idea instintiva, automática, que salta como un muelle cuando ve, oye o lee algo... dónde se forma, dónde anida... por qué?... ¿en el ambiente?... ¿en qué ambiente si hay hijos de los mismos padres que unos tiran por aquí y otros por allá?... ¿dónde está ese punto en el que se generan los juicios previos que te salen instintivamente, las ideas en las que se convierten, la manera de ver las cosas, el prisma desde el que las ves, el criterio que te formas de algo?... ¿acaso es eso la ideología en definitiva?... ¿te los has preguntado alguna vez?...

Encontré el punto que faltaba y me cuadraron los números... ¿pero se pueden cuadrar sentimientos, ideas, juicios previos divergentes, el mío y el tuyo... nuestra manera diferente de ver las cosas... se puede?

PD.- Entrada inspirada por un comentario Anónimo recibido y que le contesto aquí. Lo que cuento del punto al final de una letra es real, tal cual me ha ocurrido hasta hoy que he terminado de cuadrar los tablones. El resto de lo que cuento es una reflexión que me hago hace tiempo, no porque considere que tengo razón, ni siquiera razones aunque me salgan a borbotones. Tu comentario recibido me ha venido como anillo al dedo para hacer el paralelismo antitético aprovechando lo ocurrido estos días mientras intentaba cuadrar los tablones. La publicación de los tablones la dejo aparcada por el momento.

miércoles, 18 de enero de 2017

Lo que supone la preparación del examen...

... dedicada a todos los que se están dejando la vista y los codos, a quien les ayudan con la inversión que supone, a quienes los animan... para que sepan que su esfuerzo no es de balde.

También a los enemigos de los centros de preparación porque no han entendido de la media la mitad. También a los que los jalean tratando de justificar las diferentes fases de la estrategia diseñada de acoso y derribo. Lo único que conseguirían es una distribución como la de la izda.

Si algún día puedo darle un color a cada uno de los puntos aún se vería con mayor claridad el "rasanteo" de la preparación. Eso que los del acoso y derribo llaman MIRicina, como si los que dan las clases no fueran médicos. Como si no hubieran pasado primero por sus manos en las diferentes facultades.

Si las preguntas del examen tienen trucos, "testwiseness", en el qué se pregunta y en el cómo se pregunta, que pidan la evaluación de las preguntas del ejercicio en esas cuestiones, o mejor aún que las evalúen ellos. Que las estudien. Que las señalen. Que publiquen esos estudios. 

Del cuánto mide, y cómo de bien o mal, lo hace el instrumento de medida, de aquello que tiene que medir, los parámetros dificultad y discriminación, ya se encargarán otros.

La preparación y entrenamiento del ejercicio de examen trata de rasantear el conocimiento, rellenando terraplenes, "lagunas",  más que de ocuparse de lo que ya se sabe, se comprende, y se acierta. Es decir, hacer más eficiente la mochila de partida que lleva cargada, cada uno la suya, y "terraplenar" lo que le permitan sus circunstancias de todo tipo. En eso consiste la preparación, en un ir y venir con la "trailla" cargada para dejar la pendiente del conocimiento rasanteada, igualada sin subes y bajas para que la pendiente de subida general sea lo más uniforme posible. 

Si alguna técnica hay durante la preparación es pedagógica. Una pedagogía que busca la eficiencia teniendo en cuenta que el ejercicio es de potencia (225+30 preguntas con cada vez más CC con imágenes), velocidad (5 horas a una media de pregunta por minuto), con un formato que requiere entrenamiento para contestar dudando con ojo clínico y rapidez. ¿Eso es MIRicina?... ¿no hacen eso ustedes en sus consultas?...  

¿Qué les dirían a los aspirantes si optaran a una plaza en la facultad?... ¿acaso les recomendarían que con prepararse por la tarde sería suficiente después de una laboriosa mañana de rotatorio?

Menos lobos, menos lobos y cada uno a su faena.



Los resultados de la izda pertenecen al primer simulacro al inicio del curso intensivo,
los de la segunda, a la dcha, al penúltimo simulacro.


Adenda.- En el eje Y el resultado. En el eje X el conocimiento acumulado en la mochila, su rasanteo, y las circunstancias de cada cual para expresarlo en ese momento determinado.

Sí, son dos distribuciones, con las dos podemos ordenar... ¿pero acaso se atreven a decir que ese orden sería el mismo?... ¿ante quién se harían responsables de eso?

Fíjense como la nube de resultados sube en altura y pendiente tomando la linea roja de referencia. Línea que divide el conocimiento de los examinados en dos partes iguales a su izda y a su derecha. Dos partes iguales pero opuestas, el máximo conocimiento en el extremo de la derecha, y el mínimo en el extremo de la izquierda. En el centro partido por la línea vertical roja, el conocimiento medio. Fíjense en el rasanteo de la pendiente como sigue la curva logarítmica de rendimiento del aprendizaje, que marca como se rinde mucho al principio y luego sumar cada respuesta neta cuesta cada vez más, hasta que llega un punto en que se hace imposible. Es decir, se hace tangente con su techo de cristal. Cuando ya no pueden dar más de sí. Cuando han llegado a su límite.

La tangente de cada uno es su techo de cristal, el que marca su capacidad, su esfuerzo, su eficiencia, sus circunstancias, y su control sobre la fluctuación de resultados entre simulacros, su variabilidad. Igual que un tirador de arco no siempre da en la diana. Igual que un saltador de altura no hace siempre la misma marca. Fluyendo.

¿Donde están los estudios que fundamentan sus alternativas?... ¿los ha visto alguien?...

Estamos hablando, para que se entienda, que del nº de orden 3.000 al 4.000 se ventilan veinte especialidades, y en esa franja, o intervalo de la distribución, 1 repuesta neta cuesta entre 95 y 117 posiciones o nº de orden. 

Por lo tanto la preocupación sobre el examen, y más aún la preocupación de ustedes, no debería de ser quitárselo de encima anulando a los centros de preparación en un intento que es un brindis al sol. La preocupación de ustedes debería ser cómo hacerlo más discriminatorio todavía, para que esa respuesta neta dependa lo menos posible de la aleatoriedad.

¿Quién se aprovecha de la preparación del examen?... ¿los centros de preparación?... ¿por eso solo hay tres prácticamente... porque resulta tan fácil montar el chiringuito?

Parece obvio quien se aprovecha. Los centros de formación obtienen un beneficio de su actividad si los saben gestionar, es decir, si son eficientes prestando un servicio adecuando a la necesidad de los preparandos. Asunto que no debe de ser tan fácil cuando solo hay tres. 

Los que se aprovechan de la preparación son los preparandos si rentabilizan su coste. Pero hay quien se aprovecha con coste cero... sí sí, con coste cero patatero. Por ejemplo el SNS. 

Así de claro camaradas. Pregúntenle a los preparandos si les ha servido la preparación en esos centros denostados, de qué y para qué les ha servido. A ver que es lo que opinan ellos.

El primer bien del año... corrección de errores...

... que da seguridad jurídica y administrativa para todos los partícipes en las pruebas.

Ya no quedan, por este asunto, a merced de un posible recurso por cuestiones formales, tal como se indicaba aquí... al final de la entrada, en una Adenda de dudas razonadas.- 

Doctores tiene la Iglesia y Letrados ha tenido el MSSSI, tal como demuestra la corrección de errores. Alguien no estuvo al loro y se les coló. Ya lo dice el refrán... rectificar es de sabios...

Así quedaría la nueva Comisión Calificadora. La misma pero sin el segundo vocal en representación de las facultades de Medicina.




MINISTERIO DE SANIDAD, SERVICIOS SOCIALES E IGUALDAD 

528  Resolución de 11 de enero de 2017, de la Dirección General de OrdenaciónProfesional, por la que se nombran las comisiones calificadoras de losejercicios para Médicos, Farmacéuticos, Enfermeros y otros graduados/licenciados universitarios del ámbito de la Psicología, la Química, la Biología yla Física, correspondientes a las pruebas selectivas 2016, y deja sin efecto laResolución de 23 de diciembre de 2016.

La base VIII de las aprobadas por la Orden SSI/1461/2016, de 6 de septiembre de 2016, publicada en el «Boletín Oficial del Estado» el día 13, por la que se convocaron las pruebas selectivas 2016 para el acceso en el año 2017 a plazas de formación sanitaria especializada, dispone que, una vez aprobadas las relaciones definitivas de admitidos, la persona titular de la Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad dicte Resolución que se publicará en el «Boletín Oficial del Estado», anunciando la fecha de realización de los ejercicios y nombrando las Comisiones Calificadoras de acuerdo con el artículo 34 del Real Decreto 639/2014, de 25 de julio. 

El 23 de diciembre de 2016, esta Dirección General dictó resolución nombrando las Comisiones Calificadoras correspondientes a las pruebas selectivas 2016 de acuerdo con el precepto legal vigente. Como consecuencia de la ejecución de la Sentencia núm. 2569/2016 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo Sección Cuarta del Tribunal Supremo, que declara la nulidad del citado Real Decreto 639/2014, de 25 de julio, se modifica la composición de las Comisiones Calificadoras, adaptándolas a lo previsto en el artículo 8.1 de la Orden de 27 de Junio de 1989, normativa de aplicación anterior a la entrada en vigor del Real Decreto 639/2014. 

Vistas las propuestas de la Secretaría General de Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Esta Dirección General resuelve: 

Primero. 

Dejar sin efecto la Resolución de la Dirección General de Ordenación Profesional de 23 de diciembre («BOE» del 4 de enero de 2017), por la que se nombraron las Comisiones Calificadoras correspondientes a las pruebas selectivas 2016 de acuerdo con el artículo 34 del Real Decreto 639/2014, de 25 de julio, y modificar la composición de las Comisiones Calificadoras, adaptándolas a lo previsto en el artículo 8.1 de la Orden de 27 de junio de 1989, normativa de aplicación anterior a la entrada en vigor del Real Decreto 639/2014. 

Segundo. 

Nombrar la Comisión Calificadora del ejercicio para Médicos, que estará presidida por designación de la persona titular de la Secretaría General de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y a propuesta de la Dirección General de Ordenación Profesional, por don Juan Antonio López Blanco, Subdirector General de Ordenación Profesional, y vicepresidida por designación de la persona titular de la Secretaría General de Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, por doña Margarita de Lezcano-Mújica Núñez, Subdirectora General de Títulos y Reconocimiento de Cualificaciones, y de la que formarán parte como vocales: don Juan Antonio Vargas Núñez, Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid; doña Carmen Suárez Fernández, Jefa del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid y doña María Teresa Montalvo Moraleda, Residente de Neurología del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid. Será Secretaria de dicha Comisión doña Belén Martín Agueda, Jefa de Sección de la Subdirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que contará con la asistencia administrativa de don Elisardo Caleo Espinosa, funcionario de este Departamento.

...

Las Comisiones nombradas se reunirán el día del ejercicio, que se señala para el sábado 28 de enero de 2017, en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (Paseo del Prado, 18 y 20, Madrid) para constituirse en sesión permanente desde las catorce hasta las veintidós horas y ejercer las funciones que se les encomienda en el artículo 8.3 de la Orden de 27 de Junio de 1989.

Las Comisiones celebrarán nueva sesión, en los locales del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el martes 21 de febrero de 2017, a partir de las nueve horas de la mañana para examinar y resolver las reclamaciones que, en su caso, hubieran podido presentarse a las preguntas y respuestas inicialmente aprobadas. 

Noveno. 

Cada aspirante deberá comparecer, para rendir el ejercicio ante la Mesa que le ha sido señalada en la correspondiente relación definitiva de admitidos, a las quince treinta horas (catorce treinta en Canarias) del sábado 28 de enero de 2017, provisto del documento de identidad con el que haya participado en la Prueba Selectiva, sea este el documento nacional de identidad, pasaporte o número de identificación de extranjeros (N.I.E.), y de bolígrafo de color azul o negro. 

No está permitido el uso de teléfonos móviles dentro del recinto de examen, ni de cualquier otro dispositivo con capacidad de almacenamiento de información o posibilidad de comunicación mediante voz o datos, una vez iniciado el ejercicio y hasta el final del mismo. 

No está permitida la utilización de calculadoras, excepto en el caso de aspirantes a plazas de Radiofísica Hospitalaria. Estos aspirantes solamente podrán utilizar el modelo de calculadora que les facilitará la Mesa de Examen, estando prohibido el uso de cualquier otro modelo de calculadora. 

Madrid, 11 de enero de 2017.–El Director General de Ordenación Profesional, Carlos Jesús Moreno Sánchez.

Año de nieves año de bienes...

... ayer el Moncayo se mostraba así de imponente, visto desde Borja (Zaragoza), visualizando en primer término la colegiata de Santa María...


Los créditos de la foto son de Moncayo Vivo

martes, 17 de enero de 2017

Tú también tendrás tu nube y serás un punto de color...

... de la misma y en la misma...


MIR 2015/2016


MIR 2014/2015

Hoy es el 10º aniversario del blog...



Hoy día 17/01/2017 es el 10º aniversario del blog + 1 año en el foro P@si,
más de 3.000 entradas, más de 6.000 tablas, más de 30.000.000 de datos, 
más de 12.000.000 de páginas vistas en dos espacios temporales.
Durante el proceso de seguimiento de las notas de corte
para entrar en la facultad, y durante el proceso 
de seguimiento para entrar en el postgrado.
 Gracias.


Aquel puerto solo
que me recibió una noche
sin luna y sin estrellas,
que me cantó con sus olas
una canción de espuma,
y enjugó las lágrimas
de la distancia y el reencuentro.

Aquel puerto solo
que conoció mis diez años
llenos de dudas y preguntas,
que acunó en su mar
mis tardes de nostalgias
que acarició mis noches
con el rugir de sus aguas.

Aquel puerto solo
es mi puerto de hoy,
es el Madryn que me viste
de mar y de cielo,
que me retiene en sus entrañas
y me acuna en su suelo,
que me da caricias de arena
y me cobija en la bruma,
que me ató a su golfo
y a sus estrellas una a una,
que me quitó el acento
para que hable su idioma,
que me enseñó la poesía
para quedar en la memoria
de quienes vienen y se van
y no saben contar su historia.

Teresa Aburto


Mar i cel

lunes, 16 de enero de 2017

Más imágenes, otro discurso con miles de números y palabras...



¿Qué quieres, hombreras o arco carpanel?


¿Con cuál te quedas de los tres?

Adenda.- 

El verde parece la esperanza y resulta el revolcón. El amarillo no llega ni a entreverao. El rojo resulta doloroso y aparatoso, como las heridas y la sangre en un accidente. 

Pero a posteriori se torna en los nº de orden de la alegría. Quien entienda esta paradoja entenderá la finalidad del examen, que no es otra que ordenar discriminando el máximo posible.

De paso entenderá la servidumbre y la grandeza del instrumento de medida sometido, no precisamente a un temario, sino a una originalidad del sistema español, no sé muy bien si querida o sobrevenida, pero que ha funcionado.

No ha sido otra que la de poder sacar el cuadernillo de preguntas obligando al examinador a una dieta de alimentación permanente de preguntas nuevas sin calibrar frente a la mitad de preguntas previamente calibradas en exámenes anteriores. Es una calibración previa sui géneris porque las mismas no se repiten en su literalidad sino como concepto.

Si al instrumento de medida se le añadiera la propuesta de anular automáticamente aquellas preguntas que no superaran un criterio mínimo del parámetro discriminación, sería la pera limonera. ¿Por qué?... porque aumentaría la discriminación del conjunto del examen. Me quito de en medio lo malo y me quedo con lo menos malo y con lo mejor. La consecuencia está clara. Aumento la discriminación del examen que no es otra cosa que el promedio de discriminación de las preguntas no anuladas. ¿Merece la pena intentarlo?

Naturalmente, y vale dos cuchufletas.

Sin embargo una neta vale los suficientes nº de orden como para intentar objetivar más todavía el procedimiento. Si te fijas del nº de orden 3.000 al nº de orden 4.000 desaparecen en ¡dos días, 20 especialidades... nada más y nada menos que 20!

Una neta donde más duele, en los intervalos donde se ventilan más especialidades. Ahí es donde está la madre del cordero, donde más duele el asunto. Ahí es donde hay que poner toda la carne en el asador para separar. Para que la separación (discriminación) sea lo más objetiva posible.

¿No quieren cambiar y modernizar el examen?

Ahí tienen la respuesta y la propuesta. 

Medible. Objetiva. Transparente. Sometida a crítica y refutación, antes, durante y después. 

Sin más intervención humana que la de fijar previamente el criterio mínimo a cumplir por cada pregunta respecto del parámetro medible y medido, el parámetro discriminación. Del resto se ocupan las matemáticas. Y si no tienes bastante con un procedimiento para el cálculo y medición del parámetro discriminación, lo hacemos con dos. Tela marinera.


Parámetros, medidas, escalas... el discurso del discurso...


... los humanos, desde sus albores, observan, comparan, miden, clasifican, sintetizan, estructuran, y establecen modelos simplificados de la realidad que funcionan para medir comportamientos. 

Llegado el tiempo debaten, depuran, concretan y formulan esos comportamientos a través de parámetros a medir que representan las cualidades buscadas de los mismos.

Una vez especificados y formulados los parámetros se procede a la elaboración de un instrumento de medida con el que obtener las mediciones que darán lugar a colecciones de medidas.

Los humanos a su vez necesitan visualizar las medidas cuantitativas en escalas cualitativas, es decir, acotar las mediciones por intervalos que la escala interpretará asignándole palabras que expresan calidades interpretables por el imaginario popular, dentro de una cualidad o parámetro.

Así por ejemplo, en una clase de la facultad el profesor mide con datos el parámetro cualitativo de suficiencia, o no, sobre el criterio establecido de conocimiento, para superar, o no, un mínimo. Así en una escala de 0 a 10, que permite expresar los datos del parámetro. Como insuficientes de 0 a 4,99 y de 5 a 10 suficiente y cuánto de suficiente. Así quedaría la escala conocida por todos como más usual: aprobados de 5 a 6,99; notables de 7 a 8,99; sobresalientes de 9 a 10; y entre los sobresalientes elige las matrículas de honor.

Pues bien, en las pruebas de formación sanitaria especializada, que son de libre concurrencia entre ya suficientes calificados por otros, el ejercicio de examen, es de tipo test de respuesta múltiple, un instrumento de medida que determina el resultado final a través de diferentes normas de valoración. Normas que permiten clasificar por nº de orden a los aspirantes para optar, o no, a elegir plaza de formación especializada. Su escala no tiene nada que ver con 0:10 sino que llega hasta 750 de VPE (valor particular de examen) máximo.

El día que se haga y publique el examen del examen, es decir, el examen a todas y cada una de las preguntas que lo componen, incluidas las de reserva, se definirán los parámetros a medir de cada pregunta. Su promedio o media será la medida del examen en su conjunto.

Si se sigue la literatura, se elegirán fundamentalmente dos parámetros para cada pregunta, dificultad y discriminación. Se justificará su elección y su formulación, y acto seguido se establecerán las escalas de medida en las que se mostrarán los resultados de su calidad. Es decir, un examen cuantitativo expresado cualitativamente.

Sintetizado y justificado el procedimiento de medición se procederá a la exposición de los resultados, y a partir de ahí al juicio de los mismos y a la exposición de las conclusiones.

Desde mi leal saber y entender, después de más de diez años de búsqueda y estudio, éste debería de ser el debate. Debate en el que deberán entrar tirios y troyanos más temprano que tarde. No porque lo diga un servidor sino por que lo dice la literatura.

La exigencia del ejercicio de examen de las pruebas de formación sanitaria especializada no es la suficiencia. La suficiencia o no de los aspirantes, es competencia encomendada a la universidad, por lo tanto la prueba no es acreditadora de esa suficiencia. Si así la quisieran los troyanos habrán de decirlo expresamente y arremangarse para cambiar su regulación. A pesar de ello, el título de especialista es oficial y lo entrega el Ministerio de Educación porque todo el procedimiento hubo de someterse al imperio de la ley desde el principio. En este caso de la Ley de Educación. 

Pero si la prueba sigue como está, es decir, como prueba ordenadora para elegir plaza de formación sanitaria especializada, encomendada por los centros de formación del SNS a quien los coordina, MSSSI y MECD, a través de la LOPS y los reglamentos que la desarrollan, por exigencia social se habrán de arremangar los tirios y hacer el examen al examen, y ¡publicarlo!... ¿por qué?

Porque la prueba, a la que se presentan más de 30.000 titulados, ya acreditados previamente por la universidad, conduce a la obtención de un título oficial, y si ha de ordenar, es decir, clasificar por nº de orden, su exigencia en el parámetro discriminación ha de ser tal, que se vea y entre por lo ojos la calidad de las preguntas. Necesaria para que esa separación ordenada (discriminación) se vea y se sienta cómo lo consigue el instrumento utilizado.

Así pues, pónganse a la faena los tirios porque la paz social de los interesados lo reclama. Esa paz será no solo la sensación de que el instrumento de medida, mide bien, sino por que la bondad de los resultados de las medidas de los parámetros de las preguntas se exhiben públicamente, al igual que se exhiben los resultados ordenados. ¿Algo más?

Sí, además que el resultado de esas medidas sirva para justificar, para consumo interno y externo, las anulaciones de las preguntas que decidirá la Comisión Calificadora correspondiente. Cuando menos aquellas que discriminen negativamente, es decir, aquellas que sirvan para lo contrario de lo que deberían de servir, porque las contestan más los que tienen menos conocimiento que lo contrario.

A partir de ahí, el resto de preguntas, una por una, dentro de la escala de medida y expresadas en valor absoluto y relativo respecto del total de preguntas del examen.

Una vez se haga eso, los tirios y troyanos hablarán el mismo lenguaje, y la discusión y el debate, se centrará en un campo de juego. Un campo de juego que tendrá reglas y árbitros. El resto de cuestiones quedarían para otros campos de juego, otras reglas y otros árbitros.

2 tablas, 10.000 palabras de discurso...




5 imágenes, 5.000 palabras de discurso...