lunes, 20 de mayo de 2013

Empates en el MIR...


A veces pensamos que las cosas son por algo y resultan ser por otra cuestión distinta.

¿Porqué se tiene en cuenta el baremo académico en el MIR?

Si alguien supiera los recursos que consume baremar los expedientes académicos en el MIR, de tiempo, de dinero, y de posibilidad de errores, seguro que se proponía quitarlo. Se ha de hacer el trabajo manualmente, uno a uno, y esa es la causa de no conocerlos hasta un mes más tarde de realizado el examen, cuando se publican los listados de resultados provisionales, a finales de febrero.

¿Pero el baremo académico no era para valorar los estudios previos de grado, y premiar el esfuerzo y la capacidad, ponderándolo en la nota final?

Vamos a suponer que sí, que es así, y todos nos quedamos contentos.

Pero la misión fundamental del baremo en la prueba es realizar desempates previos al resultado final, porque las normas de desempate no podrían contentar a los múltiples empatados en el examen y se armaría la marimorena.

Ya ves, resulta que una cosa es para un fin pero también, dejémoslo así, es para otro.

El baremo es imprescindible para evitar los múltiples empates que se producen en el examen. Sí sí, eso no se ha dicho nunca nunca, pero fue así desde el principio. Cuando ponderaba el 25% y también ahora que pondera el 10% del peso total del resultado.

El baremo no se puede quitar, es necesario para desempatar. ¡Demonios! no lo pone en ningún sitio, ¿pero no era para otra cosa?, si pero... siempre hay un pero. Para premiar, para discriminar  en la distribución... xD

Pero se ve en las gráficas, se ve... una cosa es predicar y otra dar trigo... xD

PD 1.- Normas de desempate, reguladas en el Art 10. 3 de la Orden de 27 de junio de 1989:


Caso de producirse entre dos o más aspirantes igualdad en puntuación total individual se resolverá el empate en la relación definitiva de resultados a favor, en primer lugar, de aquel que hubiera obtenido mayor número de respuestas correctas en el ejercicio de contestaciones múltiples, en segundo, del que menor número de respuestas incorrectas hubiese consignado y, si aún persistiese la igualdad, a favor del que resultase favorecido por sorteo celebrado al efecto ante la Subsecretaría de Sanidad y Consumo.

PD 2.- ¿Alguien se imagina 20-30 empates, o incluso más por cada intervalo de netas, y tener que desempatar por sorteo?. Seguro que al que le tocara el último frunciría el ceño, por decir algo. Así que se pensó en el baremo y todas las servidumbres que acarrea, pero se justificó con una causa, digámoslo así, políticamente correcta. No es lo mismo sortear entre dos-tres empates al final, como ocurre ahora en algún caso, que entre veinte-treinta o más. Los empates se producen de forma sistemática a lo largo de la distribución de resultados del examen. El desempate así no sería asumible, y esa es la causa, aquí y en otros sitios, de baremar el expediente académico para obtener el resultado final de la prueba ponderando entre examen y baremo. La ventaja del baremo es que tiene decimales, antes dos y desde hace unos años se le añadieron dos más hasta cuatro para facilitar todavía más esa función. 


El resultado del examen siempre es un número entero, y aunque se multiplique por el factor examen con once decimales (90/media de los diez mejores exámenes), si hay 20-30 empates se reproducen, con cuatro decimales truncados, pero se reproducen. Por lo tanto se hace necesario que entre en función el baremo de cuatro decimales, que multiplicado por su factor con once decimales (10/media de los diez mejores baremos), nos da el valor del baremo en puntos finales con cuatro decimales truncados, que sumados a los puntos finales del examen con cuatro decimales, nos dan el resultado final en puntos totales con cuatro decimales, donde los múltiples empates del examen, en su mayoría, han desaparecido inmersos en el batiburrillo de combinaciones de decimales de uno y otro. Los números del MIR, una vez más. 


Nada que ver, y todo que ver, con la Medicina. Si vas a hacer el MIR, todo tu esfuerzo se traduce en números, seis años de grado se traducen en el baremo académico, y un año de preparación, más "tu mochila", se traducen en el resultado del examen también en números, y todos ellos en uno solo, el resultado final expresado en puntos totales, que ordenados de más a menos, se transforman en el nº de orden MIR, ese que solo sirve, ni más ni menos, que para elegir tu plaza, tu plaza MIR.

3 comentarios:

  1. Interesante mi querido gangas

    ResponderEliminar
  2. que bien lo explicas parece hasta fácil

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4/3/15 1:47

    Me hace mucho sentido. Aún así sigo pensando que el 10% del valor total de la puntuación es un exceso. a ojo de buen cubero con un 3 a 5 % podría ser suficiente para desempatar.

    ResponderEliminar